En el estudio con: Sebastian Mullaert. (Parte 1.)

Operando desde la pacífica tranquilidad de su estudio –construido por él mismo– en la villa sueca de Röstånga, el reverenciado productor techno recibe a Danny Turner para una plática sobre su abordar creativo hacia la producción musical y su nuevo EP Samunnati.

El productor escandinavo Sebastian Mullaert se hizo de un nombre junto a Marcus Henriksson como una parte de los grupos de Minilogue and Son Kite. Sin embargo, más recientemente, Mullaert se ha enfocado en su carrera como solista, lanzando el EP Samunnati basado en el fan remix enviado a él mismo por medio de su bedroom producer Daniel. El génesis de la canción vino de una melodía grabada en vivo del Roland SH-101 de Mulaert, uno de los múltiples sintetizadores analógicos que adornan su estudio, mismo que está ubicado en los bosques remotos de la Suecia rural.

Habiendo virtualmente construido su estudio desde cero, y rodeado por el bosque de un parque nacional, Mullaert rara vez pierde la inspiración. Luego de una caminata con fines de meditación, su proceso de trabajo diario comienza con la evolución de múltiples loops orgánicos y mantras, sazonados con el ambiente de la guarida de Mullaert, en donde el productor favorece al performance en base a la utilización de equipo vintage, pedales analógicos y cadenas de efecto.

¿Es Sebastian Mullaert el artista solista, una nueva dirección para ti o solamente una diversión pasajera?

“Todos cambiamos y hacemos cosas diferentes, pero me gusta pensar en que siempre hay una evolución. Tener una carrera como solista me permite tener tiempo para colaborar más de hecho, porque me da la oportunidad de trabajar con diferentes personas. Son dos maneras de abordar lo creativo muy diferentes. Cuando estás tú solo, se vuelve una experiencia más de meditación, cuando estás haciéndolo por ti mismo y tratas de expresar algo muy personal. Cuando expresas la música con otras personas, la cosa se vuelve mucho más como un diálogo – un proceso de estar en sintonía y encontrar el flujo.”

¿Es refrescante el poder tener el control creativo total de la música que estás haciendo hoy por hoy?

“Disfruto mucho de la situación justo ahora. Estoy construyendo mi estudio, al cual veo como mi propia pequeña isla, o mi pequeño bosque, en donde las personas vienen y se expresan conmigo. Mi visión a largo plazo es poder hacer que el estudio esté disponible y abierto a una gama amplia de gente de música y creativa – compositores modernos, músicos acústicos o algunos otros artistas electrónicos. Quiero crear un espacio en donde la gente pueda conectarse con su creatividad, a través de ambos, el estudio, y el envolver de la naturaleza.”

Entendemos que la idea de Samunnati fue inspirada por un fan remix de 12 minutos…

“Sí, exactamente – me gusta la idea de reconocer a otras personas. En este mundo hay muchas estructuras eficientes que crean una fórmula para todo: cómo manejar una revista, cómo realizar una entrevista, escribir una pista o lidiar con una carrera como DJ. Estas tendencias existen y no hay nada de malo en ellas, pero si es eso todo lo que hay, siento que la creatividad y la pasión detrás de la música puede perderse. Creo que es muy importante el poder inspirar y ayudar a los otros a encontrar su propio camino, y en verdad me gustó la forma en la que Daniel me mandó sus versiones de mis propias pistas. Quizás haya gente que vea el hecho de que pudimos lanzar el material juntos como algo extraño, pero lo agradecí. Para él fue como de wow, no hice nada malo al tratar de expresarme de esa forma porque otro artista llevó la invitación todavía más allá.”

La grabación tiene un sonido techno muy clásico. ¿Qué tanto de eso se debe a la tecnología que estás utilizando en comparación con la forma de organizar la composición?

“Algunas veces batallo al tratar de comparar mi música con la de otros. Como dices, la tecnología detrás de la música le da un filtro al sonido. También qué tipo de sintetizadores o acordes utilices, la manera en la que ajustes el EQ, la cantidad de ruido que tengas en tus cables, o las técnicas que utilices al comprimir dan una especie de sonido distinto. Me veo estando muy conectado con el estudio en el que estoy trabajando; realmente somos compañeros. Puedo hacer una gran cantidad de cosas con el equipo que hay aquí, pero a la vez hay ciertas limitaciones que dan un rasgo característico a mi estilo. Me gusta utilizar mucho equipo outboard, desde armonizadores Eventide hasta mucho equipo de antaño como phasers, compresores y EQ’s. Muchos de ellos son en verdad ruidosos pero suenan a la vez demasiado vivos. Cuando la comparas a la música que está hecha por computadora, siento que mi música es más orgánica y con vida, y quizás sea eso lo que hace que sea fiel a lo que llamaste tú como “sonido techno clásico”.

¿Cómo es que tu técnica individual se lleva junto con ese proceso?

“Mi técnica en el estudio verdaderamente le da forma a mi sonido. Utilizo mucho mis dedos, tanto para tocar instrumentos como para ajustar los knobs, pero también para crear patrones y mantras en la mesa de mezcla. Creo en que casi todo está basado en patrones: melodías, ritmos, frecuencias, incluso la invención de nuevos instrumentos y de cómo tocarlos. Cuando hago música es como si tuviera un pedazo de plastilina en frente y el sonido fuera como un mantra en el que voy añadiendo melodías, empujando el sonido a través de los compresores y sumando pequeños ritmos hasta que todo comienza a unirse. Grabo y mezclo elementos específicos, luego lo quito, hago un loop de ciertas cosas y vuelvo a comenzar con el proceso. Es casi como un método de composición de paisajes sonoros o soundscapes en donde junto varios sonidos y luego dejo que se separen hasta que todo baile o respire como uno solo.”

¿Y todas estas tomas por separado son los bloques que componen la creación de una pista completa?

“Tengo una fase de preparación bastante amplia, en donde estoy creando este patrón de ‘escenario de sonidos’. Aunque creo que es una fase de composición también, porque es verdaderamente creativa y hay una multitud de cosas están ocurriendo. Conduce a un momento en el que tengo un montón de sonidos en los canales de mi escritorio y estoy entonces listo para improvisar una canción. Luego entonces grabo tomas basándome en esas estructuras, figuras, y soundscapes, y la segunda fase se trata más de una improvisación en vivo.”

¿Cómo es que tu entrenamiento clásico permea en tus prácticas de trabajo diarias?

“Mi padre amaba los instrumentos eléctricos y solía escuchar a Tangerine Dream y a Pink Floyd. Empecé a tocar sintetizadores como el Roland TR-808 y el Juno-60, y teníamos un órgano electrónico Yamaha grande con dos teclados y pedales de bajo. Así que desde una edad muy corta empecé a tocar con eso, luego, cuando cumplí ocho, empecé a tomar clases de órgano electrónico. Teníamos también una escuela de música a cargo del gobierno ahí en Suecia para permitirle a cualquiera el ser entrenado en la utilización de diferentes instrumentos desde una edad temprana sin tener que hacer demasiado gasto. Es muy típico de la mentalidad de Suecia.”

¿Es crear artistas que graben a futuro la idea que está detrás de la escuela?

“La idea no es la de crear tocadores de instrumentos superestrella, pero la de permitir a una variedad amplia de personas darle una expresión artística a sus vidas. En mi juventud, estaba tocando en cuartetos de cuerdas con orquestas y ensambles clásicos, pero pasó un gran giro cuando tenía 17 y me uní a una banda con mi violín. Tenía un micrófono y cantidad de pedales con efectos y en verdad me enganché en escribir mi propia música. Me enfoqué menos en mi entrenamiento clásico, y alrededor de la misma época empecé a ir a mis primeras fiestas techno. Toda esta música, con sus frescos y nuevos paisajes musicales, realmente me capturó, y comencé a experimentar con un sintetizador, un sampler, el violín y un montón de efectos y delays. Los últimos veinte años han sido una expresión continua de composición musical, yendo lentamente más profundo hacia la producción, frecuencias y sonido.”

 

 

***Información obtenida y traducida de In The Studio With: Sebastian Mullaert.***

 

Enlace al artículo original. (Inglés.)

Sebastian Mullaert: In The Studio With.

 

***Traducido por Redacción Gravity Audio MX.***